07 septiembre 2009

Sigue polémica por elección de Miss Universo



Coreógrafo del show asegura que Donald Trump elige a las finalistas porque muchas veces ha quedado alguna que no le gusta.

Los detractores de Stefanía Fernández siguen afirmando que su triunfo en el concurso de Miss Universo fue un fraude. Sin embargo, la venezolana ha recibido el apoyo de muchas personas que la ven como ganadora legítima, entre ellas la máxima favorita del certamen, la señorita República Dominicana, Ada Aimee De la Cruz, que ocupó el segundo lugar.

De la Cruz explicó que la elección de la venezolana no se puede tomar como un fraude basado en que ella tenía los puntajes más altos durante toda la ceremonia. Explicó que en la ronda final con las cinco finalistas, todos los puntajes anteriores se borran y el jurado sólo toma en cuenta la pregunta final y una última mirada a las reinas, donde todo puede cambiar.

A las denuncias de un arreglo detrás del triunfo de Fernández, de 18 años, se sumó también una petición, enviada a Paula Shugart, presidenta de la organización Miss Universo. Le piden que explique los intereses que se mueven detrás de la elección y despojen a la reina de su corona. "Estamos en total desacuerdo con la reciente elección y la consideramos injusta, viciada y sin justificación. No queremos especular que existen intereses especiales y de negocios entre su organización y la organización de Miss Venezuela, pero muchos de nosotros estuvimos en Bahamas y no nos dejamos engañar con el abucheado resultado", dice la misiva.

La carta asegura que quienes estuvieron presentes en la coronación en Bahamas vieron cómo las computadoras se dañaron y, al final, los puntajes de las candidatas fueron sumados a mano.

La polémica no para allí: CNN.com publicó que el coreógrafo del show de la ceremonia Michael Schwandt aseguró que Donald Trump, copropietario de Miss Universo, elige a seis de las semifinalistas a dedo y que el jurado que supuestamente escoge a las 15 mejores candidatas en un evento preliminar, sólo selecciona a las nueve restantes.

"La razón por la que hace eso, según él mismo me dijo y les dijo a las muchachas es que en el pasado él dejaba que el jurado escogiera a todas las finalistas y algunas de las más bellas, en su opinión, se quedaban por fuera y eso le molestaba", declaró el coreógrafo.

Paula Shugart, presidenta de Miss Universo, reconoció que no todas las finalistas son escogidas por el jurado pero negó que la elección de Stefanía Fernández haya sido un fraude. "Sugerir que el concurso de alguna manera orquesta o hace trampa es totalmente falso y sin sentido".

Por su parte, Adalgisa Colombo, Miss Brasil de 1959 dice: "Todo fue un arreglo. El concurso es muy tonto, muy comercial, con intereses particulares de Donald Trump, que debe tener intereses en Venezuela".

'Es triste y patético'

Taliana Vargas, que fue virreina en el concurso el año pasado, opina que es "triste y patético" que el concurso funcione así. "Acaban con los sueños e ilusiones no solo de las niñas sino de países enteros que quieren vibrar con la elección de su reina. Si esto resulta ser cierto, que el jurado es una figura que está de mentiras, porque el único que elige es el señor Trump, sería muy triste. Quiero creer que esta polémica se ha generado porque la gente no esperaba que por segundo año consecutivo ganara una venezolana, así que nunca vieron a Stefanía como favorita y como ganó, la gente se ofendió y generó toda esta polémica", concluye Vargas.

Cortesía El Tiempo